1. Familiarícese con los sonidos de su hogar, escuchando y reconociendo los diferentes sonidos de fondo.
2. Escuche los sonidos del ambiente exterior, comenzando por un lugar tranquilo.
3. Intente comenzar exponiéndose a conversaciones con una sola persona, que ya sepa de su pérdida auditiva.
4. Escuche la radio y la televisión en programas de noticias al principio para acostumbrarse al sonido.
5. Al visitar edificios públicos, quédese cerca de su acompañante. Siéntese en las primeras filas si va a una charla. Al ir a un restaurante prefiera el puesto con la espalda hacia la pared, para evitar ruidos por la espalda.
6. Asista a controles y revisión de su audífono regularmente, al menos cada seis meses.
Abrir chat